¿Qué es una cooperativa de viviendas?

Una Cooperativa, es una sociedad que tiene diferencias muy notorias, con respecto a otros modelos de organizaciones empresariales más populares, como por ejemplo las Sociedades Anónimas o Limitadas.

La principal diferencia de las Cooperativas es, que están compuestas por personas que deciden asociarse entre sí, de manera que todas ellas conformen, a partes iguales, la organización creada.

Las Cooperativas, al ser sociedades con fines empresariales, tienen que contar con una serie de Estatutos, en los que deberán establecerse cuestiones como el nombre y tipo de Sociedad Cooperativa, el domicilio social, la duración prevista de las mismas o el objeto para el que se han creado.

El capital social mínimo, la aportación mínima a este capital social por parte de los participantes y las normas para repartir pérdidas o beneficios, son cuestiones que deben estar declaradas también en los Estatutos de estas organizaciones.

Queda claro por las cuestiones planteadas, que se trata de agrupaciones de personas, que tienen intención de comercializar productos y servicios.

En definitiva, el objeto de una Cooperativa, es el de realizar actividades empresariales, de ahí que se deban determinar esas cuestiones, como en cualquier otro tipo de empresa.

Por todo ello, se crean una serie de obligaciones, para los miembros de las Cooperativas, más allá de las establecidas en los Estatutos, por ejemplo, una Cooperativa debe quedar registrada en el Registro de Sociedades Cooperativas, en un plazo máximo de dos meses desde el momento de su constitución. Para ello, se debe celebrar una asamblea de tipo constituyente, donde se elegirá un secretario, un presidente y donde los miembros mostrarán su conformidad con los Estatutos redactados. Este es el punto más importante de este tipo de sociedades; la conformidad con las normas internas de la Cooperativa.

La principal diferencia entre una Cooperativa y otro tipo de Sociedad, viene determinada por la propiedad de la organización.
Mientras que en una Cooperativa, todos los socios son propietarios, en otro tipo de Sociedades, lo son los accionistas, por lo que en consecuencia, los trabajadores de una Cooperativa son los propios dueños de la actividad, de manera que el rendimiento de sus cometidos, recae sobre ellos mismos ya sea en forma de ganancias o pérdidas.

La Ley 12/2015 de 9 de julio, de Cooperativas, en su artículo 109, las clasifica en diversos tipos, encontrándose entre ellos las Cooperativas de Viviendas.

La Cooperativa de Viviendas, no tiene ánimo de lucro, es una entidad formada por un grupo de personas que comparten básicamente, la necesidad de una vivienda y se unen para acceder a ella en las mejores condiciones posibles de calidad y coste, por lo que las viviendas, se adquieren a un precio menor al que permiten otro tipo de promociones.

Es la propia Cooperativa la que promociona las viviendas, para adjudicárselas a sus socios a riguroso precio de coste, eliminando el beneficio del promotor como parte del precio de la vivienda. El socio de una Cooperativa de Viviendas, es a la vez promotor de la sociedad y adjudicatario de la vivienda.
El socio interviene en las principales decisiones que afectan a su vivienda.

Los socios deberán buscar asistencia técnica y jurídica a cambio de prestaciones económicas. Los profesionales (Arquitectos, Ingenieros, Abogados, etc.), elaborarán los proyectos técnicos, asesorando y supervisando la ejecución de las obras, controlando los plazos y el cumplimiento de las normas urbanísticas establecidas en la Ley de Ordenación de la Edificación, (LOE).

Toda la documentación de la Cooperativa y la promoción, (proyectos, licencias, documentación administrativa, etc.), se encontrará permanentemente a disposición de los socios, pudiendo ser consultada en las oficinas de la Gestora o sociedad especializada en la gestión de Cooperativas, quien será la encargada de su custodia.

Con la entrega de la vivienda, al adjudicatario, se le hará entrega de la siguiente documentación: Planos de la vivienda (distribución y trazados de instalaciones), listado de empresas que han intervenido en las obras de ejecución, licencia de primera ocupación, boletines de electricidad, etc.

Las garantías de las viviendas promocionadas por una Cooperativa de Viviendas, son las mismas que las de las promocionadas por cualquier otro tipo de empresa inmobiliaria, ya que vienen determinadas con carácter general en la Ley de Ordenación de la Edificación, en los artículos de su capítulo IV., sobre responsabilidades y garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *