¿Qué es el derecho de vuelo de un edificio?

Se trata de un derecho real sobre cosa ajena, con intención de dominio, por el que su titular adquiere del propietario del edificio, la facultad de elevar una o más plantas, o de realizar construcciones bajo el suelo, adquiriendo una vez ejercitado, la propiedad de lo construido.

El derecho de vuelo se puede dividir temporalmente en dos fases.

En la primera fase, simplemente es un derecho real sobre cosa ajena, (edificio existente).

En la segunda fase, una vez ejecutado dicho derecho, (con los permisos y licencias correspondientes), se establece un derecho de propiedad sobre la planta o plantas añadidas, pasando en ese momento el inmueble, a un régimen de propiedad horizontal, en el que el titular del derecho de vuelo, pasa a adquirir una cuota sobre los elementos comunes del edificio, incluido el solar.

El plazo para ejercer el derecho de vuelo, es estipulado por las partes, no existiendo normativa al respecto.

El derecho de vuelo, podrá constituirse, en cualquier tipo de edificación, bien sea un edificio de viviendas, oficinas, naves industriales, etc.

Derecho de vuelo como derecho de propiedad: Tras la firma del derecho de vuelo y hasta el ejercicio de dicho derecho.

Derecho de vuelo, como derecho real que limita o grava el dominio: Tras la firma del derecho de vuelo, el inmueble queda gravado registralmente hasta la ejecución del mismo.

Derecho de vuelo, como derecho real con intención de dominio: Tras la ejecución de la construcción, el derecho de vuelo se transforma en un derecho de propiedad horizontal.

El derecho de vuelo, no está sujeto a exención de IVA., y por tanto deberá tributar por este concepto, siendo el hecho imponible a dicho efecto, la constitución de la escritura de derecho de vuelo, momento en el que se devengará el impuesto.

La base imponible es el valor real del derecho, quedando sujeto a comprobación de valores.

La constitución del derecho de vuelo, está sujeta al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, (IAJD) y el ejercicio del mismo, supone dos operaciones gravadas por el IAJD.: la ampliación de obra nueva y la ampliación del régimen de propiedad horizontal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *