¿Qué es el catastro y para qué sirve?

La palabra catastro, proviene del griego KATASTIKHON que significa registro o censo. Designa un censo o registro del estado, constituido por todas las propiedades privadas alojadas en su territorio.

Objetivo:

  • Aplicar de forma proporcional los correspondientes impuestos.
  • Organizar geográficamente el espacio (zonas libres, zonas ocupadas, etc.)

Su utilización proviene de tiempos remotos, puesto que los estados han necesitado de él para poder calcular los impuestos a cobrar de las propiedades inmobiliarias de sus ciudadanos en función de su extensión, ubicación, ánimos de lucro…

El valor catastral servirá de base para el cálculo de los impuestos relacionados con inmuebles, por ejemplo: IBI, plusvalía municipal, IRPF, ITP, o el impuesto de sucesiones y donaciones.

En la actualidad, la información y registro catastral está muy desarrollada y con gran exactitud, permitiendo así diferenciar de forma útil y fiable, zonas residenciales, comerciales y espacios destinados a parques o equipamientos de uso lúdico y de servicios a los ciudadanos, así como establecer también lindes en zonas rurales, que permitan conocer la situación y superficie de las fincas o parcelas existentes.

Más funciones catastrales importantes se pueden encontrar en la facilitación a la hora de localizar o situar nuevos emplazamientos, especialmente en las zonas de alta concentración de población, adoptando criterios de selección de espacios para diferenciar y separar zonas industriales de zonas residenciales y zonas verdes para contribuir así a la conservación medioambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *