Hipoteca de interés fijo o variable ¿Qué escoger?

Los tipos de interés fijo y variable, se definen por sí mismos. Las hipotecas a interés fijo son aquellas en las que el interés se calcula aplicando un tipo único y estable durante todo lo que dura el préstamo.

En las de interés variable, el tipo cambia a lo largo del tiempo. En este caso, el tipo de interés que se aplica en cada periodo, se expresa como la suma de un índice de referencia de tipo oficial más un porcentaje o margen diferencial constante.

También existen hipotecas mixtas, en unas se pacta un interés fijo para un periodo inicial y un interés variable para el resto del plazo y en otras un porcentaje de la hipoteca es a tipo fijo y el resto a tipo variable.

Los tipos de interés oficiales que se utilizan como referencia en las hipotecas de interés variable, no dependen de las decisiones de una entidad, ya que reflejan el tipo resultante de operaciones del mercado de capitales, por lo que influyen un gran número de entidades, aunque sí será decisión de la entidad el margen diferencial constante

Estos tipos de interés oficiales, se publican todos los meses en el Boletín Oficial del Estado y en numerosos medios de comunicación.

En hipotecas anteriores al 1 de enero del año 2000, se utiliza el tipo interbancario a un año (MIBOR), que es la media de los tipos de interés diarios que se han utilizado en operaciones al plazo de un año durante los días hábiles del mes en el mercado de depósitos interbancario de Madrid, siendo a partir de esa fecha cuando se aplica la media aritmética de los valores diarios de los días con mercado de cada mes publicado por la Federación Bancaria Europea, para las operaciones en Euros al plazo de un año (EURIBOR)

El gobierno español, tiene listo un anteproyecto de ley que dará lugar a la nueva ley hipotecaria y que tiene previsto su entrada en vigor durante el próximo año 2018.
Este proyecto de ley contempla entre otros conceptos, con el de reducir el coste de cambiar una hipoteca de interés variable a interés fijo.
Anteproyecto de ley XX/2016, regulador de los contratos de crédito inmobiliarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *