¿Cómo se hace el presupuesto de una obra?

El presupuesto de una obra también llamado P.E.M (presupuesto ejecución material), viene dado por dos factores, en primer lugar por un estado de mediciones y en segundo lugar por un precio unitario.

Para poder entender de dónde sale el precio final que nos cuesta una obra deberemos entender sus partes.

En primer lugar, nos encontramos con las mediciones de una obra, que habitualmente redacta el técnico que va encargarse de la dirección y/o ejecución de las obras. Es un documento donde se redactan las partidas necesarias con sus respectivas cantidades que son necesarias para poder realizar la obra.

En definitiva, las mediciones son las tareas que deberán realizar los industriales, y se cuantifica los metros o unidades necesarias en cada una de estas tareas.

Veamos un ejemplo:

Ejemplo de mediciones de obra

Las mediciones suelen dividirse en:

  • Capítulos: engloba las partidas, en el ejemplo anterior sería capítulo 6 equipamientos cocinas.
  • Partidas: Especifica los trabajos o elementos a colocar. La partida se inicia con la unidad de medición. Puede tratarse de ml (metros lineales, por ejemplo de fachada) m2 (metros cuadrados, por ejemplo de pintura) o en el caso del ejemplo de la imagen, unidades porque se trata de electrodomésticos. A continuación de la unidad, viene descrito cual será el trabajo a realizar, se puede ser más o menos exhaustivo a la hora de describirlo pero por lo general se describe material y trabajos a ejecutar.
  • Mediciones: se trata de las columnas contiguas a la partida. En primer lugar tenemos la columna UD, para identificar el número de unidades necesarias, sería el caso del ejemplo anterior.
    Pero en caso de mediciones en las que se debe ser más exhaustivo (por ejemplo tabiques), debemos indicar la longitud (L) y la altura (H) para calcular cual es el área total de tabique a construir. De esta manera obtenemos medidas parciales que después serán sumadas en la columna Cantidad. A continuación mostramos un ejemplo de lo comentado anteriormente:

Hasta este punto hablamos de las mediciones, es el momento en el que aparece el importe, en el que hablamos de presupuesto. Y en ese momento intervienen dos términos más:

  • Precio unitario: el técnico puede o bien dar un precio de mercado o, si es el mismo quien se va a encargar de dar un presupuesto, dará aquí, su precio.
  • Importe:  el importe surge de multiplicar la cantidad por el precio unitario.

A la hora de pedir el presupuesto de una obra, es conveniente pedirlo a distintas constructoras o técnicos, pero es importante que se realice con las mismas mediciones, de esta manera es fácil comparar, y ver en qué lugar el profesional está buscando su beneficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *